Orígenes del concepto “Recursos humanos”

Orígenes del concepto “Recursos humanos”

¿Cuántas veces no hemos escuchado o leído el término “Recursos Humanos”? Ya sea en el trabajo o en internet, es un concepto que se utiliza cada vez más.

No es muy difícil saber que engloba el término: cuando hablamos de Recursos Humanos nos referimos al sistema de gestión del capital humano de cualquier organización o empresa. Esto engloba todo el proceso de seleccionar, contratar, desarrollar y mantener al personal. Pero, ¿de dónde viene este concepto?¿Siempre fue así?

Los orígenes del concepto “Recursos humanos”

La economía política desde el siglo XIX ha dividido la producción en tres factores fundamentales: tierra, capital y trabajo. En este último tiene su origen el concepto moderno de los recursos humanos. En esta primera etapa se equiparaba el concepto a los demás factores, o sea, el trabajo se veía desde un enfoque objetivo, valorando a los trabajadores como piezas intercambiables.

En la década de 1920 comienza a manifestarse un cambio en cuanto al enfoque del papel del capital humano. En estos años se empezó a ver al trabajador más allá de un mero activo, sino como un sujeto cuyas características individuales pueden influir en el trabajo que realiza y por ende en la empresa.

Y en esta época el concepto de Recursos humanos deja de ser un mero sinónimo de personal, para pasar a ser un concepto mucho más abarcador y parecido al que conocemos hoy en día.

Los empleadores comenzaron a percatarse de que no era contratar por contratar, a lo que siguió la necesidad de tener un personal que se encargara de conocer a fondo las necesidades de capital humano que tuviera la empresa y a partir de ahí, gestionarlo satisfactoriamente.

Así fue evolucionando y perfeccionándose el concepto de Recursos humanos, como sistema o proceso de gestión encargado de seleccionar, contratar, formar, emplear y retener al personal de la organización, ya sea por una persona o un departamento de conjunto a los directivos de la empresa.